Tierra de los Incas

Perú, país mítico de los Incas, esconde fabulosos paisajes con nombres evocadores: El Lago Titicaca, la Cordillera Blanca, el Cañón del Colca; ciudades coloniales apasionantes como Lima, Arequipa, Cuzco y Trujillo; restos arqueológicos sorprendentes: la ineludible ciudadela de Machu Picchu, los tesoros del Imperio Inca en el Valle Sagrado pero también los sitios mochicas de la costa norte del Perú o aún la fortaleza Chachapoyas de Kuelap; de una biodiversidad excepcional: cóndores, llamas, colibríes, delfines rosados, pingüinos de Humboldt; una variada gastronomía reconocida en el mundo y un folklore único, resultado del encuentro entre Occidente, África y civilizaciones Pre-Columbinas.

En viaje individual o grupal, de norte o al sur, en alojamiento lujo o en casa del habitante, cualquier orientación que desee dar al viaje de sus clientes, ¡el cambio de escenario está garantizado!

QUE VER EN PERÚ Lo imprescindible

Cuzco y Valle Sagrado:

Cuna del imperio incaico, capital antigua del Cuzco, su valle sagrado y su famoso Machu Picchu, son hoy los sitios esenciales del Perú. Cuzco cuya traducción en quechua significa « »el ombligo del mundo » » es una ciudad llena de historia que ilustra el genio Inca con sus construcciones Saysayhuamán, Kenko, Tambomachay, Puca Pukara y el Templo del sol. A pocos kilómetros de Pisac a Ollantaytambo a través de Chinchero, Moray y Maras, se extiende el valle sagrado y sus innumerables tesoros. Ciudades fortificadas, terrazas agrónomas construidas en las laderas de la montañas, pequeños pueblos andinos con tradiciones ancestrales, coloridos mercados tradicionales y exuberantes paisajes, el Valle Sagrado ofrece al viajero una experiencia mística llena de historia.

Machu Picchu

Situada a 2,430 metros sobre el nivel del mar en un entorno extraordinario, la ciudadela Inca, la residencia del emperador Pachacutec es, sin duda, la primera atracción turística de Perú. Creado por los incas en el momento del apogeo de esta civilización, las innumerables terrazas, las rampas, los muros de piedra cuidadosamente ensambladas, han cruzado notablemente todas las épocas. Su escenario, tanto forestal como montañoso, se encuentra en el flanco superior del río Amazonas permitiendo que el sitio disfrute de una flora y fauna extremadamente rica y diversificada.

Lago Titicaca

El lago navegable más alto del mundo a más de 3,800 metros sobre el nivel del mar, es el punto de unión entre Perú y Bolivia. El lago Titicaca seria de acuerdo con la mitología inca, el lugar de nacimiento del mundo. Famoso por sus islas flotantes, los Uros, que llevan el nombre de los indios que una vez las ocuparon. Estas islas construidas sobre juncos, ahora están habitados por la comunidad Aymara que perpetúa las tradiciones de sus predecesores. Las islas de Taquile y Amantani marcadas por cultivos en terrazas y pequeños senderos con encanto cuyos habitantes, todavía muy cerca de su patrimonio cultural y ancestral, ofrecen , por su parte, un turismo comunitario para una experiencia inolvidable.

Nazca :

La ciudad de Nazca ha heredado su nombre de la civilización del mismo nombre que ocupó la región durante varios siglos antes de ser conquistado por los Incas. Famoso por sus enigmáticas líneas grabadas en el suelo y catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, su origen, sin embargo, sigue intrigando a los especialistas por su continuidad a travez del tiempo. Algunos de estos geoglifos representan criaturas vivientes, otras plantas estilizadas o seres fantásticos, otros figuras geométricas de varios kilómetros de largo. Se cree que tendrían una función ritual relacionada con rituales y con la astronomía.

Ciudades Coloniales:

El Perú posee un rico patrimonio histórico y cultural heredado de su pasado colonial cuyas ciudades como Lima, Arequipa, Cuzco, Trujillo y Chachapoyas lo testifican. El Centro Histórico de Lima, Ciudad de los Reyes fundada por el conquistador español Francisco Pizarro es uno de los legados coloniales más importantes de toda Sudamérica con su Plaza Mayor, su convento de San Francisco o su barrio bohemio de Barranco. Arequipa, la ciudad blanca al pie del volcán Misti es famosa por su centro histórico, su Plaza de Armas y su famoso Monasterio de Santa Catalina.

Amazonía:

De norte a sur-este, después de los relieves de la Cordillera de los Andes, se revela la selva amazónica, templo de biodiversidad y pulmón del planeta. Desde Puerto Maldonado hacia el sur o desde Iquitos en el norte, la Amazonía peruana ofrece a los visitantes una experiencia única marcada por la observación de su fauna excepcional a bordo de una piroga, durante la caminata o desde puentes suspendidos, el descubrimiento de sus plantas medicinales, el encuentro con sus comunidades y la degustación de los sabores exóticos son algunas de las cosas que debes experimentar una vez en su vida.